Francisco Remiro 5-7 Bº 3

28028 Madrid.

Tlf: 91 361 46 26

606 54 79 22

Fisioterapia respiratoria infantil

 

La fisioterapia respiratoria aplicada a los lactantes es de gran utilidad para tratar la bronquiolitis, este tratamiento es si cabe el principal acto para llegar a un estado óptimo de ventilación pulmonar.

 

La principal técnica aplicada la aceleración del flujo espiratorio (AFE). Por supuesto el tratamiento médico debe continuar, generalmente con broncodilatadores, mucolíticos y en los casos más graves corticoides. El tratamiento médico junto a la fisioterapia respiratoria hacen el tratamiento ideal para luchar contra la bronquiolitis.

 

Las sesiones se desarrollan dentro de un protocolo, si bien es adaptable en función de cada bebé. La sesión media viene a durar en torno a 20 min, dependiendo del estado del bebé, y de la facilidad que tenga para despejar las vías aéreas altas, bronquios mayores tráquea y garganta fosas nasales. Es muy importante despejar previamente las vias aereas altas mediante instilaciones con suero fisiológico, es esencial enseñarlo alos padres para que lo practiquen en casa.

 

Antes de empezar el tratamiento en sí, debemos tener en cuenta unas consideraciones higiénicas:

•Practicar la sesión en una sala bien ventilada.

 

•Lavarse las manos de forma minuciosa.

 

•Evitar llevar manga larga.

 

 

El protocolo de la sesión sería le siguiente:

 

•Auscultación de todas las áreas pulmonares, prestando especial atención a la parte más distal, pues es ahí donde se encuentran los bronquiolos.

 

•Humedecer mediante instilaciones con suero fisiológico las vías aéreas altasy despejarlas cuanto sea posible.

 

•Mediante la técnica de AFE, movilizaremos las bases pulmonares ayudándonos del diafragma, generalmente es en esta fase cuando el bebé rompe a llorar, el llanto ayuda a la expectoración de la mucosidad. Esta técnica suele asustar a la mayoría de los padres, por la espectacularidad de los movimientos toraco-abdominales, el bebé no sufre. Variaremos la postura del lactante par ventilar los lóbulos pulmonares que más nos interesen.

 

•Mantendremos en la medida que podamos una extensión cervical para abrir más las vías aéreas altas y facilitar la expectoración mediante la tos, también se puede provocar con ligeras estimulaciones en la garganta.

 

•Se harán pausas de unos segundos para que el bebé se reponga, ya que el llanto y la agitación suelen fatigar al bebé.

 

•Se volverá a auscultar al bebé para verificar que el moco va avanzando hacia las vías altas.

 

•Se repetirá la técnica de AFE cuantas veces sea necesaria teniendo en cuenta el estado del bebé.

 

El número de sesiones depende del estado del bebé, la media esta en torno a 3-4. Con este tipo de tratamiento una bronquiolitis se soluciona en una semana. Al comienzo del tratamiento se harán 3 sesiones una por día, si es posible a última hora para favorecer el descanso del bebé. Otra sesión de revisión se practicará la semana siguiente.

 

Los objetivos de las sesiones de fisioterapia respiratoria son los siguientes:

 

A corto plazo:

 

•Mejorar la permeabilidad delas vías respiratorias.

•Mejorar el sueño y descanso del bebé y de la familia.

•Reducir la ingesta de medicamentos.

•Evitar hospitalizaciones.

 

A largo plazo:

 

•Favorecer el desarrollo normal del niño.

•Evitar posibles recaidas.

 

Clínica inscrita en la guía de centros de fisioetrapia del Colegio de fisioterapeutas de la CAM