Francisco Remiro 5-7 Bº 3

28028 Madrid.

Tlf: 91 361 46 26

606 54 79 22

LA CAMILLA DE DROPS CON SISTEMA DE FLEXIÓN- DISTRACCIÓN.

 

 

 

 

 

 

 

 

Este tipo de camillas, hoy en día son utilizadas por fisoiterapeutas, osteópatas y quiroprácticos, son de gran eficacia para ciertas patologías, sobre todo en hernias y protusiones discales, evitan esfuerzos a los terapeutas y garantizan la seguridad de las manipulaciones.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Se diferencian dos sistemas.

 

1- El sistema de flexión-distracción.

Este sistema utiliza la fuerza generada por un motor para mover la parte inferior de la camilla. Antes de aplicar el tratamiento, hay que determinar en que postura se trata que dependerá de la patología de base, (drops lumbar en flexión o en extensión).

 

 

 

 

 

 

 

 

2- Sistema de drops.

Es un mecanismo por el cual, todos los segmentos de la camilla están sujetos a un sistema de resorte, para poder ejercer una fuerza determinada sin hacer daños al paciente. Para “armar “el drop, y levantarlo, antes hay que ajustar la fuerza de resistencia al peso del paciente.

Los comienzos de la técnica de flexión-distracción.

Fue el osteópata Mc Manis D.O. a principios del siglo XX quién desarrolló esta camilla, de una forma básica, donde el sistema de flexión distracción era de forma manual, mas adelante fue J.M. Cox quiropráctico americano quién evolucionó la técnica incorporando entre otras cosas un motor para facilitar el trabajo.

 

 

 

Aplicaciones de la técnica de flexión-distracción.

 

El trabajo realizado por estas camillas es de una eficacia contrastada para el tratamiento de las patologías discales de la columna vertebral. Las principales aplicaciones son las siguientes.

 

Uso de la camillla con el paciete tumbado.

 

 

· Hernias discales, protusiones discales y ciáticas: son las principales patologías tratadas con el sistema de flexión-distracción, las manipulaciones directas, sobre todo del sacro con el sistema de drops es de gran utilidad para evita posturas más forzadas, como en rotación o lumbar roll. La presión negativa o efecto de succión, que se ejerce en el disco intervertebral afecto, con el sistema de flexión-distracción, es de gran ayuda para recuperar el segmento vertebral, y poder evitar episodios de lumbalgias o lumbociáticas.

 

 

 

· Listesis de la columna vertebral lumbar, tanto en anterolistesis, como retrolistesis, hay que revisar minuciosamente las resonancias magnéticas como las radiografías, para descartar la lisis vertebral, que es la ruptura de parte del arco posterior de la vertebra.

· Lumbalgias mecánicas e inespecíficas, el hecho de poder movilizar de forma global, como de forma analítica todos los segmentos vertebrales, hacen que esta técnica sea de elección para la resolución de estas patologías

 

 

· Artrosis y osteoporosis, ambos sistemas son de gran utilidad, ya que aseguran un tratamiento sin riegos de fracturas y aplastamientos vertebrales. La movilización continua es la técnica de elección para la artrosis y de gran utilidad para aliviar o disminuir el dolor producido por el desgaste u el choque óseo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Contraindicaciones

 

No existen contraindicaciones específicas para este tipo de camillas y de tratamientos más allá de las clásicas aplicables para la terapia manual osteopática, como son patologías oncológicas enfermedades severas del sistema nervioso, estados inflamatorios e infecciosos mayores, fracturas recientes, malformaciones congénitas severas, vértigos por insuficiencia vertebrobasilar.

 

 

 

 

Clínica inscrita en la guía de centros de fisioetrapia del Colegio de fisioterapeutas de la CAM