Francisco Remiro 5-7 Bº 3

28028 Madrid.

Tlf: 91 361 46 26

606 54 79 22

TRATAMIENTO DE LAS HERNIAS DISCALES LUMBARES

 

La FISIOTERAPIA y la OSTEOPATÍA son sin duda el mejor de los tratamientos conservadores para las hernias discales. Mediante manipulaciones vertebrales, tratamiento de los tejidos blandos, tratamiento postural y técnicas más específicas como la Flexión-Distracción, se consiguen muy buenos resultados, llegando a evitar muchas veces tratamientos más agresivos y cirugías, según el tipo de hernia discal.

 

Manipulaciones del segmento vertebral afectado, en función del tipo de hernia, veamos un ejemplo. Para una hernia paramedial derecha, el objetivo en una manipulación en rotación es separa la hernia de la raíz nerviosa.

 

 

 

Bombeo del disco intervertebral mediante el sistema de Flexión-Distracción. La finalidad de esta terapia es ejercer una presión negativa (efecto de succión), es bastante potente y suele dar resultados desde las primeras sesiones.

 

 

 

Tratamiento de tejido blando, mediante técnicas de punción seca muscular para puntos gatillo, masaje y técnicas de estiramiento.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Imagen original Travell y Simons

 

 

Explicación de ejercicios específicos para tonificación y fortalecimiento de la musculatura tanto de la faja lumbar como de la musculatura paravertebral.

Estas son solo varias técnicas de las más utilizadas en el tratamiento para las hernias discales.

 

Frecuencia de los tratamientos.

Es de suponer que un tratamiento eficaz para este tipo de patologías mediante terapia manual, supone más de una sesión, sería erróneo pensar que con un par de sesiones el problema se resolverá, si bien hay casos que desde la primera sesión ya notan mejoría, sobre todo en las protusiones, la media para disminuir el dolor y ganar movilidad es de 5 a 7 sesiones.

La frecuencia de tratamiento sería:

 

- 3 ó 4 sesiones una por semana.

- 3 ó 4 sesiones una cada dos semanas.

- Más adelante una vez estabilizado el problema, se harían sesiones de recuerdo solo de flexión-distracción.

 

 

Es muy importante aportar todas las pruebas diagnósticas recientes como Radiografías, Resonancias Magnéticas, Scanner o TAC, analíticas sanguíneas, etc. para apoyar el diagnóstico.

 

Imagen original Travell y Simons

Clínica inscrita en la guía de centros de fisioetrapia del Colegio de fisioterapeutas de la CAM